3.27.2015

EXPERIENCIA MYOGA ÁNGELA MARÍA APARICIO



Mi experiencia Myoga aun no termina! 
Mi experiencia con el yoga sigue aún cuando me he retirado hace un tiempo del centro mas maravilloso que he encontrado, el centro Myoga. 

Ahora estoy lejos de él por diferentes razones de la vida que no quiero explicar en este relato, ahora no importan mucho, ahora mismo quiero dejar en estas palabras toda mi emoción y dicha que siento cuando hablo de lo transformador que es el yoga para mi y como Susana me permitió encontrar ese camino. 

Empecé Yoga en mi casa viendo unos vídeos de Youtube, un día torcí mal una pierna y me dolió la rodilla, pensé, bueno mejor ir a un centro donde te orientan que lanzarme así, quizás me voy a dañar una pierna... a través de una amiga conocí Myoga, conocí a Susana y toda su sabiduría y paciencia
Yo venía de un mundo muy físico, del deporte, de la exigencia, de ver los resultados y buscaba en el yoga, tonificación, ejercitarme ya que no estaba haciendo mis otras actividades deportivas..
.
Con que sorpresa me encontré? pues el yoga me propuso un cambio de hábitos no sólo físicos sino también mentales y espirituales, poco a poco dejé de lado el esfuerzo físico para pasar al deleite espiritual, durante el tiempo que estuve al principio aprendí poco a poco las posturas y fui ganando de una manera increíble flexibilidad, tonificación y todo lo que quería pero ya la película mental era otra y esto es lo que más me hizo transformar, aprender a respirar, aprender a calmar tu mente, así sea durante esas horas de clase, aprender a pensar en ti y en tus espacios, aprender a amar tu cuerpo tu ser con todas tus dificultades, aprender a aceptar tus procesos, esto fue lo que quedo en mí, me siento afortunada de haberme topado con esta experiencia en mi vida y sé que apenas pueda salir de mis procesos volveré, mi experiencia Myoga aún no termina.