10.27.2013

UNA EXPERIENCIA MYOGA



"Empecé a practicar yoga porque quería relajarme y me habían hablado de lo beneficioso que era en ese sentido.
La relajación la encontré y además encontré más cosas, como la flexibilidad,
la fuerza y la respiración.

Desde que practico yoga soy más consciente de mi cuerpo, de mis límites. Puedes entrar a una clase hecho polvo física y psíquicamente y salir nuevo.
Para mí el yoga que practico en Myoga es como tomarme el zumo de naranja por la mañana, ya no puedo estar sin él.
¡Engancha y mola muchísimo!

 En Myoga me siento muy bien, muy cómoda...no sólo es un deporte, es una forma
de vida que me ayudado en muchos aspectos físicos y mentales."
C.A. 33 años