11.25.2013

NUEVA EXPERIENCIA MYOGA

Para mi Myoga es, entre otras cosas, un refugio. Un lugar cálido, agradable y bonito y me hace sentir como en casa. Las flores, el olor a incienso, la luz de las velas, la música, las infusiones... todo ayuda a construir ese estado de calma y paz que uno respira nada más traspasas el umbral de la puerta.

Descubrí el Yoga hace ya algunos años. Un deporte que me cautivó y logró lo que ningún otro ha conseguido... engancharme.
El yoga me ayuda a conectar conmigo misma, a dedicarme un espacio por y para mi en esta vida tan caótica y estresante de la ciudad.  Me ayuda a gestionar mis emociones y a relativizar las cosas, a respirarlas y a calmar mi mente.

Además me divierte, el tiempo pasa y no me doy cuenta. También es un reto, un avance lento y constante en la flexibilidad y la fuerza del cuerpo. Un proceso en el que aprendes a respetar tu cuerpo, con sus limitaciones. Aprendes a quererte y a aceptarte tal y como eres.

Tengo que decir que el ambiente es excepcional, lo pasamos en grande.
Gracias Susana por creer en este proyecto y hacerlo posible. Por hacerme partícipe de él y por tratarnos con tanto amor y dedicación. Porque sé que amas el yoga y amas Myoga y a todos aquellos que lo hacemos posible.
Mil besos.